Mejora de las condiciones de salubridad del Hogar Notre Dame de la Merci de Ngovayang, Camerún, para la educación de niñas pigmeas Bagyeli

Este proyecto pretende mejorar las condiciones en las que viven las menores del Hogar Notre Dame de la Merci, a través del socio local Congregación de las Hermanas de la Pureza de María (Soeurs de la Pureté de Marie) que gestionan también un hospital y una escuela infantil y primaria llamada Saint François Xavier de Novayang, todo situado en el mismo espacio.

La población de Ngovayang es una de las más pobres del sur de Camerún. Se trata de una zona rural en la que se cultivan productos típicos de un clima tropical, es una de las tantas zonas del país donde la población no cuenta con sistemas adecuados de agua y saneamiento, no hay agua potable canalizada ni luz eléctrica. En Ngovayang se encuentra una gran parte de familias pigmeas Bagyeli (unas 2.000 personas en toda la zona de Kribi), que viven en la selva y se alimentan de sus productos y de la carne de caza. Este grupo de población minoritario es víctima de una grave discriminación y su integración social se ha convertido en un gran reto.

El Hogar Notre Dame de la Merci nace en 2010 para garantizar el derecho a una educación de calidad de las niñas pigmeas Bagyeli que viven en zonas muy alejadas y de difícil acceso, ya que su situación de aislamiento les imposibilita una asistencia regular a la escuela. El objetivo de este programa es facilitar su integración en la sociedad como miembros de pleno derecho y promover la defensa de los derechos de una minoría étnica que está desapareciendo. Nuestro proyecto se concreta en la escuela Saint François Xavier de Ngovayang en la que estudian 183 niños y niñas pigmeas bagyely y bantúes, principalmente de las etnias Ngumba, Fang y Bassa. Este centro escolar es un modelo único en la zona de integración y formación de niños y niñas pertenecientes a minorías.

El 100% de la inversión de este proyecto se destinará a la construcción de nuevas infraestructuras en el Hogar Notre Dame de la Merci de Nvogayang.

La propuesta plantea mejorar el área de saneamiento que comprende 10 baños y 9 duchas y un área de lavado y secado de ropa incluyendo un pasillo de acceso que se iluminará con energía fotovoltaica.

Como complemento a las acciones realizadas, se reforzará la formación de las beneficiarias del proyecto en higiene, saneamiento y buen uso del agua, algo que ya se viene dando en el centro con anterioridad y también con las familias de la zona. Estas actividades incluyen talleres de formación sobre hábitos saludables y prácticas de higiene, enfermedades perifecales, capacitación en el uso y mantenimiento de los baños y prácticas de exploración del entorno y uso racional de los recursos. En el periodo de ejecución del proyecto se realizarán al menos tres sesiones de formación que serán realizadas por la responsable del proyecto en terreno, la Hermana Victoria Braqueais.

Las personas beneficiarias directas son 43 niñas pigmeas Bagyeli con edades comprendidas entre los 3 y los 15 años. Los beneficiarios indirectos son los familiares de las niñas. Cabe mencionar que una familia tiene una media de 7 miembros, por lo que los beneficiarios indirectos son 300 personas.

Este proyecto cuenta con subvención del Ayuntamiento de Valladolid.