Fortalecer una educación de calidad a niños y niñas pertenecientes a familias sin recursos de la zona de Emaús, distrito de Tana River, provincia de la Costa, Kenia.

El socio local del proyecto es la Misión de Emaús que está situada en la localidad de Emaús, en el distrito de Tana River, división administrativa de Galole, en la provincia de la Costa, Kenia.

Es fundada por el Obispo de Garissa en el año 2004 junto con cuatro sacerdotes que se trasladan a esta zona extremadamente pobre del este de Kenia con el objetivo de dar unas condiciones de vida digna a sus habitantes, dando prioridad al desarrollo personal de los niños y jóvenes. Por tanto, la Misión de Emaús depende de la Diócesis de Garissa y toda su actividad está bajo la responsabilidad del Obispo de Garissa.

En lo que respecta a la educación la situación educativa de los niños en la zona de Tana River es desalentadora, ya que no pueden recibir una educación adecuada, sobre todo por la falta de escuelas que ofrezcan una enseñanza de calidad y por la falta de recursos de las familias para enviar a sus hijos a dichas escuelas. Se trata de una zona rural abandonada y empobrecida donde la educación no ha sido una prioridad para las autoridades locales y nacionales.

Desde hace 17 años la Misión de Emaús lleva a cabo un intenso proceso de desarrollo integral en la zona con un importante componente educativo. Sus iniciativas más destacadas en el sector de la educación son las escuelas de infantil y primaria St. Joseph Nursery School y St. Joseph Primary School (escuelas San José).  Estas escuelas se crean en el año 2005, siendo St. Joseph Primary School la primera escuela de primaria que hubo en la Diócesis de Garissa. El parvulario tiene 164 alumnos y la escuela de primaria 288. En total 452 alumnos, de los cuales el 55% son niñas.

Las escuelas San José, que ofrecen una formación de calidad y presentan los mejores resultados académicos de la región, están integradas en el sistema educativo del país y funcionan bajo la supervisión del Ministerio de Educación, impartiendo el ciclo completo de infantil que dura dos años y el de primaria, que consta de seis cursos.

Además de su trabajo en la educación formal de los menores en edad escolar, la Misión de Emaús también gestiona el St. Joseph ECDE 3College – Emmaus, una escuela de formación de profesores de infantil y primaria que puso en marcha en junio de 2019 y que está en el mismo recinto que las escuelas San José.

Las escuelas se integran de manera sencilla y efectiva en toda la sociedad de la localidad en la que se ubican. Los alumnos provienen de todas las etnias existentes en la zona, una diversidad cultural y social que es ejemplo de armonía y solidaridad entre diferentes pueblos y culturas. Los beneficiarios directos del proyecto aglutinan a todo el espectro social de la zona.

Por lo que se refiere a su estructura, la Misión tiene en la actualidad 30 trabajadores. Estas personas viven en la Misión, por lo que conocen bien la zona, sus habitantes, sus dificultades y retos y cuentan con una experiencia de más de 16 años en el desarrollo de programas educativos, de salud, sociales y de desarrollo.

El objetivo de este proyecto es Fortalecer el derecho a la educación en el distrito de Tana River, provincia de la Costa, Kenia, garantizado el acceso a una educación de calidad a niños y niñas pertenecientes a familias sin recursos de la zona de Emaús, distrito de Tana River, provincia de la Costa, Kenia.

Programa de becas de estudio

Debido al alto nivel de pobreza de la zona, muchas de las familias no pueden pagar la escolarización de sus hijos e hijas, por lo que las escuelas tienen un programa de becas de estudio para niños y niñas vulnerables y sin recursos. Las becas, que son cubiertas por la Misión a través de ayudas externas, cubren los gastos de escolarización de en torno al 27% de los alumnos de las escuelas (sobre 122 niños y niñas). El peor escenario es para las niñas ya que en esta sociedad los padres priorizan la educación de los niños. Además, las niñas necesitan más refuerzo escolar ya que tienen que ayudar a sus madres en tareas de la casa como buscar leña y agua y cocinar, por este motivo tienen prioridad en el acceso al programa de becas de la Misión.

El proyecto pretende garantizar el derecho a la educación de 70 niños y niñas de la zona de Emaús que por la situación de pobreza extrema en la que viven sus familias, no pueden asumir el coste de una educación de calidad. El coste de cada una de las becas para un curso escolar es de entre 147 y 151 euros. Teniendo en cuenta el impacto que tiene la educación para el desarrollo personal de un menor se trata de una actividad que puede ser considerada eficiente desde un punto de vista coste/beneficio.

Los beneficiarios directos de este proyecto serán por tanto niños y niñas que realizaran sus estudios en las escuelas St. Joseph Nursery School y St. Joseph Primary School con edades comprendidas entre los 3 y los 14 años (en Kenia los alumnos de infantil tienen entre 3 y 5 años y los de primaria entre 6 y 13 años).

En torno a 50 becas serán para cursar estudios de primaria y en torno a 20 para estudios de infantil. De los 70 alumnos becados al menos 42, el 60%, serán niñas.

En la selección de los beneficiarios de las becas se atenderá fundamentalmente a la situación económica de las familias, por lo que los beneficiarios de becas podrán ser niños que cursen sus estudios en los centros u otros menores que se incorporen a las escuelas en el próximo curso, aunque se dará́ prioridad a los primeros.

Para un adecuado desarrollo de la actividad educativa, la Misión de Emaús se hará cargo de proveer a los beneficiarios de las becas el material necesario para el curso escolar, así como de los uniformes que se usan en las escuelas.

Agradecemos al Ayuntamiento de Teror por su ayuda en este proyecto.

Dotación de mobiliario propio y mejorar el equipamiento didáctico del St. Joseph ECDE College – Emmaus

El St. Joseph ECDE College – Emmaus es el primer centro de formación de profesores del distrito de Tana River y está ya homologado por el Ministerio de Educación de Kenia. Debido al escaso número de profesores de ECDE que hay en el distrito, en esta escuela se forman profesores para los ciclos de infantil y primaria.

La escuela, que cuenta con 6 profesores, ofrece dos titulaciones: Diploma in Early Childhood Development and Education y Certificate in Early Childhood Development and Education.

La formación de los profesores tiene dos años de duración y cada curso se desarrolla durante dos meses cada trimestre, siguiendo el calendario escolar de Kenia. La escuela funciona en horario de mañana y tarde.

Los títulos de la escuela los emite el Ministerio de Educación a través del Kenya National Examination Council, tras pasar los alumnos un examen que realiza esta entidad a nivel nacional. Los alumnos que finalicen su formación en la escuela tendrán el certificado de formación exigido por las autoridades educativas para ejercer como docentes, algo que una gran parte de los profesores del país actualmente no tienen, y podrán trabajar en cualquier centro escolar del país.

Los alumnos pagan una matrícula desde el primer año y tiene un coste de 20.150 chelines kenianos, lo que equivale a unos 156 euros. El coste es bajo en comparación con las matrículas de otras escuelas similares situadas en otros distritos del país, ya que es una escuela concebida, no solo para reforzar la educación del distrito a través de la formación de profesores, sino también para ayudar a los jóvenes sin recursos.

En torno a un 20% de los alumnos de la escuela están becados por la Misión Emaús con fondos que proceden de donaciones. La escuela también ayuda a los alumnos proporcionándoles comida y comida de lunes a viernes.

Esta escuela funciona desde junio de 2019 y actualmente tiene 39 alumnos, pero para desarrollar su actividad docente, hasta que no cuente con infraestructuras propias, hace uso de las infraestructuras y mobiliario de la escuela primaria San José. Para reducir los problemas de organización y funcionamiento que esto genera, el proyecto plantea dotar al College de su propio mobiliario (pupitres, sillas, mesas y armarios). Por otro lado, el mobiliario que se usa en el college, además de que está anticuado y necesita ser renovado, no es adecuado ya que al ser el de la escuela primaria, está diseñado para ser utilizado por niños.

La propuesta plantea dotar de equipamiento nuevo al college con un equipo audiovisual y pizarras multiusos que permitirían aumentar la calidad de la enseñanza en la escuela de profesores, ya que por ahora no se utilizan estos métodos didácticos.

Los beneficiarios directos de este proyecto son 60, pues es la capacidad que tendrá el College en el futuro próximo.

Los alumnos y alumnas de la escuela de profesores son jóvenes en situación de vulnerabilidad social de la zona. Se trata de jóvenes que han finalizado los estudios de secundaria pertenecientes a familias desestructuradas y que viven en pobreza absoluta. También jóvenes huérfanos, con padres afectados por el VIH-SIDA o desempleados. El 78% de las beneficiarias directas del proyecto son mujeres.

Son beneficiarios directos también los 12 profesionales que trabajan en la escuela (6 profesores y 6 personas que trabajan en la gestión del centro). En total son 72 los beneficiarios directos del proyecto.

Los beneficiarios indirectos serán los familiares de los trabajadores y alumnos de la escuela. Teniendo en cuenta que cada unidad familiar de la zona está compuesta por una media de 7 miembros, los beneficiarios indirectos del proyecto serán más de 500 personas.

Fundación Roviralta está participando con apoyo económico para el equipamiento de esta escuela.